20 de mayo de 2014

Jengibre frito / Fried Ginger root


Me encanta el jengibre, y lo que me cuesta escribirlo con J y no con G   Aaaarrgg,  es que no me sale! ni lo concibe mi cabecita.  Luego estoy confirmando en la RAE cuál es la correcta, aunque lo haya leído mil veces.  El asunto es que, con lo que me gusta... y nunca le había dedicado un post; comentar sus bondades, usos culinarios, medicinales  {que tiene un montón} y hasta cosméticos!
Bueno, toda esa información la podéis leer en el oráculo por excelencia... la Wikipedia!  Yo me limitaré a relatar lo que sé y me toca por cercanía y por pasión.  :)
Pues resulta, que aunque es oriundo de la India, el gjengibre se encuentra en estado silvestre en muchas islas del Caribe floreciendo espontáneamente {como en mi terraza :P}, cosa que no ocurre en las regiones cálidas cuando es cultivado.  Jamaica por ejemplo, la tercera en tamaño de las Antillas mayores, es de los principales productores del mundo junto a India y China.  No extraña pues, que en el Caribe tengamos esa pasión por el ge jengibre.  

En la parte española de la isla de Santo Domingo su uso toma, además, un aire social, cuando a una reunión de amigos llamamos ´Jengibre´ a la acción de reunirse en grupo íntimo para, con una taza de infusión caliente, dulce y picante junto a un pedazo de arepa o galleticas, hablar con cariño de lo buena u oscura de la noche; cómo marchamos de amores; los hijos; la temporada de gripe; de lo bien que nos sienta el je gengibre...  Y ya entrados en calor, hasta marcarnos algún merengue -Sí ombe, y por qué no?   :)
En zonas de playa, a veces juntamos troncos secos y hacemos hogueras nocturnas a orillas del mar.  Y cuando los alisios se juntan con la piel húmeda del último chapuzón de la noche, ese traguito caliente y picantón que atraviesa la garganta mientras aún chorreas sal y salitre, con el murmullo de los amigos y las llamas en la oscuridad...  Mmm, pero es que sienta fenomenal al cuerpo y al alma!

Pues, resulta que frito también es muy bueno sobre una crema, sopa, sobre un arrocito o unos espaguetis {use imaginación el lector}  El toque crujiente de la fritura le da un plus especial, ni decir de lo mucho que resalta el sabor del plato al que lo añadas, la guinda!  Viene fenomenal, por ejemplo, con la Crema de Auyama asalmonada  que hicimos el otro día  ;)   
Además es facilísimo!  Vengaa, anímate y me cuentas  =)


Necesitamos, 
Jengibre y un poquito de aceite
Lo hacemos así de sencillo...
Lavamos, pelamos y cortamos el jengibre en bronoise (primero en rodajitas, luego en tiritas).  En una sartén calentamos el aceite y freimos hasta que tome color. Atento! pasa de dorado a quemado muy rápidamente.
Listo!   :)

Si te animas, lo puedes cultivar en el jardín o en el interior de casa en una maceta.  Crece muy bien en cualquier parte, solo necesitas un pedacito de g jengibre fresco, una maceta con tierra, una ventana o balcón soleado, y riegos de agua y de amor... de 8 a 10 meses estarás cosechando!  En wikiHow lo explica fenomenalmente y con fotos, no te lo pierdas!





9 de mayo de 2014

Crema asalmonada {auyama y salmonetes}




Me encanta el cine Frances.  Es fresco, sincero y tiene un sano humor para reirse de sí mismo.  Me encanta!  Como todos saben, Francia es la cuna de la buena cocina.  El termino chef, que usamos en casi todos los idiomas, es una palabra francesa que significa jefe de cocina;  nada mas y nada menos.

  En cambio, cuando a alguien le llamamos chef parece que le investimos de un nombramiento especial.  Le ungimos con un termino que ha llegado a significar gran maestro de la cocina.  El gran hacedor!   Buaaah, si casi parece que estemos hablando de un dios!!!   jajajaja.    Y es que no estamos muy lejos de ese pensamiento.   Hay escuelas de chef, Realities para encontrar el siguiente mejor chef, cocineros con estrellas Michelin, Tenedores, restaurantes con lista de espera de un año, bueenooooooo...   ¿Y todo esto que tiene que ver con que me guste el cine francés?  preguntarás intrigado!   Pues, porque mucho del cine frances trata sobre la comida, la cocina y el disfrute de ambas, comer y cocinar.    
Hace poco vi la película  El Chef. La receta de la felicidad ("Comme un Chef") que trata sobre eso.  La pasión de la cocina,  la frustración en la busqueda de estrellas y lo errado de olvidar eso que nos hace disfrutar y que hacemos por el simple placer.   
Esta receta de hoy viene al dedillo, pues durante el desarrollo de la movie,  el Chef (Jean Reno) redescubre una receta que había olvidado.  Pero que su sabor, le lleva a recuperar su primer amor, a saber, cocinar por el simple placer de hacerlo, por disfrutar y ver la sonrisa de los que ama. 
Esta deliciosa comedia romántica es la que dio origen a la crema asalmonada que os presento hoy...  
Bon appétit!




Para algo más de un litro de crema...
2 salmonetes frescos enteros  (también se pueden usar los restos límpios de ´Pecaito de Juandolio´)
1 libra de auyama (calabaza)  450 gr.
Agua
1 rama de apio
1 puerro entero
2 dientes de ajo
1 cucharadita de curcuma
1/2 cucharadita de oregano molido
Pimienta y sal al gusto
1 chorrito de leche evaporada (dos cucharadas)
Gengibre frito (para servir)

Primero pelamos, cortamos y ponemos a cocer la auyama en mas o menos un litro de agua con sal y unas ramas de apio 
Aparte, en una sarten con dos cucharadas de aceite, sofreímos los salmonetes.  Cuando listo, retiramos de la sarten y reservamos.   En la misma sartén, sofreimoscon un par de ajetes machacados añadimos las colas y cabezas del pescao frito.   Echamos un chorro de agua de la cocción de la auyama, una cucharadita de curcuma y dejamos cocer tapado a fuego mínimo. 20 minutos

Aparte.  Trituramos la auyama cocida junto a su agua de cocción y volvemos a dejar en el fuego a mínima temperatura

Volvemos a los salmonetes.  Colamos el líquido de la cocción de colas y cabezas y desecharemos los restos.  
Aparte, limpiamos  la carne de espinas del pescado sofrito.  Reservamos la carne limpia.  

En la sartén sofreimos la parte blanca del puerro y los ajos, cuando empiece a coger color, lo incorporamos junto con el caldo de pescado reservado al pure de auyama que aún tenemos en el fuego.  Comprobamos de sal y pimienta, dejamos cocer 5 minutos. Rectificamos de sal, ponemos perejil, un chorrito de leche evaporada (dos cucharadas)  dejamos dos minutos a fuego bajo.  Echamos los trozos enteros y limpios de carne de pescado, mezclamos, apagamos el fuego y dejamos reposar 5 mits.  
Servir con un poco de gengibre frito por encima.


Aquí os dejo la película completa.  =D
















4 de mayo de 2014

Calabacín a la vinagreta


Cuando el león no tiene hambre es amable, generoso aun 
a fin de cuentas, inigualable por sus cualidades.
Aquel día, el león no tenía hambre
entraba en su cueva cuando escuchó un gran ruido cerca del agua.
De inmediato se fue a ver y encontró al asno en una profunda pena.  El general ji-jan, a punto de perder la vida estaba ahogándose; se había deslizado en un riachuelo.  Por suerte, en este día, el león no tenía hambre.  Jaló un extremo de la soga, el asno en el otro extremo.  Verán como agradeció la misericordia del león.  Tan pronto está a salvo el asno se sacudió y pensó que estaba soñando, viendo caer de sus grandes orejas dos anguillas de tamaños distintos, gritó: ¿Por qué carajo vienes a molestarme? ¿Estaba pescando, crees que yo no sé nadar?  Mira esos peces que cogí
¿No valdría la pena que me dejaras?
¨Que sea ésta la última vez que alguien me moleste así¨.
Sorprendido, el león escuchó tranquilamente el discurso del burro hasta el final.
Dios dispuso que en este día, el león no tuviera hambre.
El león y el asno
Oswald Durand (Cabo Haitiano, Haití; 1840-1906)
Palabras de una isla/Paroles d´ une ile
Primera antología poética de Rep. Dominicana y Haití





 Zucchini / Calabacín a la vinagreta

 Esta preparación de hoy es muy sencilla, y tenerla en la nevera es un buen recurso para echar mano en momentos de apuro, visitas inesperadas, hambres locas... en fín! 

Aguanta muy bien en la nevera de una a dos semanas... y hasta más!  ;)

Como entrante, aperitivo y como base para un bocata está de rechupete...  En días de vagancia :P {y os hablo desde la experiencia}, va fenomenal con arroz blanco y huevos fritos.  Con tostones, sobre el mangú o víveres varios... No te lo puedes perder! ;-)

    Necesitaremos...

    Calabacín, Aceite, Vinagre, Ajo, Peregil, Sal


Lo hacemos así de sencillo...
Lavamos el calabacín y lo cortamos en tiras finas no muy largas (aunque yo lo pelé es mucho mas recomendable no hacerlo.  Para sacar las tiras finas usé un pela papas)


En un pilón majamos 2 dientes de ajo y un puñadito de perejil.



Hacer una vinagreta con el aceite y el vinagre, a razón de 3 partes de aceite por una de vinagre, echamos el majado de ajo y perejil y remover hasta mezclar, con una {o dos} pizca de sal.


Colocamos las lonchas de calabacín en un recipiente y rociar con el jugo, mezclar bien todo y dejarlo tapado en la nevera para que macere. Si se prepara la víspera, al día siguiente ya estarán listo.  
Yo hice dos calabacines y salió mucha cantidad.  Puse un bowl grande y guardé otra parte en un bote de cristal, que regalé a una amiga.  El regalo fué un exito, les encantó!  xD

20 de abril de 2014

Bacalao al Pil Pil


Recuerdo cuando sonó el teléfono y una voz femenina me dijo que mi receta había sido elegida para el concurso de Bacalao Noruego, y que debía presentarme al día siguiente con mi receta lista para presentar, a las 9.30 am en el plató de televisión del programa Cocina Gourmet de Eugenia Rojo, que se transmitía en ese entonces, por el canal 7.  Una de tantas eliminatorias.
Me quedé pletórica y dándo saltos de alegría... 
 Conoceré a Eugenia!!!    
Claro, luego caí en cuenta que había enviado la receta de Bacalao al Pil Pil, que me encantaaaa!!!    Pero es que no tengo bacalao desalao!!!   ¿Y tengo que llevar la receta preparada?!!?!  Pero, ¿que no se prepara allí??!!   
Bueno,  menos mal que siempre tengo bacalao en casa, siempre siempre siempre que compro bacalao, elijo al menos una pieza que tenga la piel precisa para el éxito de esta receta!  Claro! que no vale cualquiera, Bacalao!
Además, me encontraba lejos de la ciudad, de vacaciones en un apartamento junto al mar.  Por favor! nadie me creería que tenía un bacalao perfecto para preparar esa receta al día siguiente.  En ese mismo momento, empezó el desalado metido en un Tupper, maleta y carretera rumbo a Santo Domingo.
Llegué a casa a tiempo para cambiar el agua al bacalao unas 8 veces.  Y otras dos rayando el amanecer.  Sip, madrugué!  Tenía un miedo tremendo.  Aunque SIEEEEMPRE me cuaja el Pil Pil, temía que esta vez no fuese así, y sólo tenía una oportunidad, poco tiempo y dos piezas de pescado.
Si fuera precavida y previsora, habría echo sólo una pieza para tener un plan B, en caso de error.
Pero nó, no soy previsora, ni precavida.  Soy todo lo contrario.  Menos mal que mis miedos no se hicieron realidad.  El Pil pil trabó como siempre, como siempre. Aún mejor que siempre!  Menuda cantidad de salsa que me salió!
Bueno, no os contaré sobre el jurado, un grupo de zampabollosquenoteníanni.p.i.dequehaciánallí   Bueno, sólo elegían dos recetas,  una casera y otra gourmet.  

Yo, por humildad, envíé la receta a la categoría casera.  Craso error!  estaba mal catalogada.  Y otra, que el susodicho jurado, sabían de buen comer y de bacalao lo que yo de la vida de los gamusinos.    En fín!  Lo realmente importante es que al final, una cucharada antes de que se hubieran zampao todo mi Pil Pil, pude salvar la última gachadica para que Eugenia  la probara y con los ojos como platos me dijera, ´¿Y no la seleccionaron?´ 
Pues no sigo, no sigo, que ya dije al princípio lo imprevisora que soy, y es probable que con estas declaraciones no me vuelvan a llamar para ningún otro concurso nunca mas en mi vida, jajajaj.
Aguas pasadas, porque ahora participo en el estupendo
Concurso de recetas de Bacalao de Lazy Blog y Genuinus 
Y no me importa ninguna otra cosa, mas que enseñar cómo se hace este estupenda y temida salsa Pil Pil.  No hay truco, es sencillísima.  Sólo necesitas tres ingredientes básicos, bacalao, aceite y paciencia!  

Para 4 personas:
4 trozos de bacalao salado
5 dientes de ajo rebanados
1/2 guindilla  (opcional)
300 ml. de aceite virgen extra

Previo.  Desalar el bacalao: enjuaga los lomos bajo el grifo y colócalos en un bol. Cúbrelos con agua e introduce el bol en la nevera. Cambia el agua cada 8 horas. Repite el proceso durante 2-3 días. Escúrrelos y reserva.

Cómo lo haces: pela los ajos y pica la guindilla en aros (yo lo olvidé). Ponlos a dorar en una tartera con abundante aceite. Cuando se doren retíralos a un plato. Introduce los trozos de bacalao y fríelos durante 8 minutos por cada lado, primero con la parte de la piel hacia abajo para que suelte la gelatina de la piel.  A fuego medio bajo, nunca dejar que el aceite caliente al punto de hervir.  Para bajar la temperatura iremos añadiendo aceite en un hilillo cada vez, hasta terminar.  A mas aceite, mas salsa.

*Todo este proceso se realiza sin dejar de batir suavemente la paila, que puede ser de barro o una sartén común  ó antiadherente.
** La pieza ideal para el pil pil debe tener la piel negra. Esa es la que tiene mayor gelatina.


13 de noviembre de 2013

La avena {2° parte} + Bono recetas


Hoy no se come en el blog!!!   Pero tendremos cosejos para una piel mas suave, pelo brillante, uñas y corazón fuertes como un toro!
La avena es un alimento ideal para comenzar el día, (ejemp. Avena para el desayuno y Horchata (leche) de avena y Coco), pero no se queda ahí, hay platos salados también, desde sopa hasta albondigas y hamburguesas!    Aunque es un cereal con tan buenas caracteristicas y propiedades, las personas con celiaquía no logran digerirla, por lo tanto está contraindicada para ellos.   Supongo que pueden usarla como tratamiento de belleza en el pelo y jabones y cataplasmas para la piel (pero no estoy segura).  Si alguien me puede corregir, por favor!

No quería dejar pasar la oportunidad de publicar información mas detallada de un cereal que me encanta desde siempre y del que ya hablé en su momento... (aquí)
Si quieres ver un listado con las recetas de avena del blog, clicka aqui

Propiedades de la avena {2° parte} + bono recetas de belleza


Nutrientes: La avena es un cereal muy completo, energético y nutritivo. Por su buena fuente de fibra, trabaja contra el estreñimiento lo que favorece la pérdida de peso.
Colesterol y problemas Cardiovasculares: el consumo de avena (en cantidades de 125 a 150 g por día) reduce los niveles de colesterol en la sangre.  Gracias a la reducción de los niveles de colesterol que produce, disminuye el riesgo de desarrollar enfermedades cardíacas. Además contribuye a la prevención de la aterosclerosis (endurecimiento de las arterias) por los antioxidantes fenólicos que contiene.
Diabéticos:  Gracias a su digestión lenta (no confundir con pesada) produce un aumento gradual en el nivel de azúcar en la sangre.  Eso significa que el cuerpo necesita menos insulina para controlar el azúcar en la sangre, a diferencia de lo que ocurre después de comer otros alimentos, como el pan o la papa.
Reacciones adversas: No todo es perfecto, y como dije al princípio, a las personas con enfermedad celíaca no la logran digerir.
Existen distintos tipos de procesamiento de la avena, La avena es procesada de diferentes maneras, disminuyendo sus nutrientes a medida que es más elaborada.  No obstante, sigue siendo un alimento muy nutritivo, lleno de beneficios para la salud, por eso es recomendable consumirla regularmente.

Bono:  recetas de salud  y de belleza

Recetas de salud:

Acido Urico
1 vaso de agua
5 cucharadas de avena
Hervir la avena en el agua por dos-tres minutos.  Dejar reposar y tomarlo antes del desayuno y antes de la cena. 

Pañalitis
1 puñado de avena
Agua templada (suficiente para el baño del bebé)

Colocar el puñado de avena en un saquito de tela y meter en el bañito del bebé.  
Lavar la piel como de costumbre.     
Tambien se pueden aplicar en la zona afectada por pañalitis.  Disuelta la avena en un poco menos de agua y aplicado en la zona afectada, esperar que seque antes de vestir.
  

Uriticara y para baños depurativos

Vale la misma receta anterior.   Aplicar varias veces al día hasta que pasen los picores.
hervir una taza de avena en 3 litros de agua, por 10 minutos.
Agregarlo a la tina del baño (preparada como de costrumbre).  Tomar un baño de 20 minutos, dos o tres veces a la semana.

Cataplasmas

1 litro de agua
2 tazas de avena

Hervir  por 20-25 minutos.  
Colar y mientras caliente, poner cataplasmas usando los pozos en la zona afectada.

En casos de lumbalgia, no es igual que un ibuprofeno, pero seguro no te dañará el estomago y sentirás alivio si el dolor no es muy fuerte.

Recetas de Belleza:



Mascarilla simple
Avena y agua  (para cutis graso)
Avena y leche  (para cutis seco)
Mezclar hasta formar una pastita,  aplicar y dejar actuar 15 minutos
Retirar aclarando con agua.

Acné
Harina de avena, 
Agua
2 dientes de ajo

Preparar una infusión con el agua y los ajos.  
Mezclar con la avena mientras aun conserva el calor, y formar una pasta.
Aplicar y dejar actuar 15 - 20 minutos
Aclarar con abundante agua

Mascarilla cara y cuello:  Hidratar, dar frescura y luminosidad a la piel cansada.
Mezclar, zumo de limón o limón, unas cucharadas de avena molida o ehrian de avena y una yema de huevo.
Sobre la cara limpia, poner la mezcla de avena y dejar hasta que seque.  Aclarar con agua templada, y terminar con un ultimo enjuague con agua fría para cerrar los poros.

Piel reseca: añade una cucharadita de aceite de oliva y otra de miel a la mezcla anterior.  
Proceder de la misma manera.

Exfoliar el cuerpo:
1/2 taza de avena  en copos
1/2 taza de sal marina (molida)
2-3 cucharadas de aceite de oliva

Aplicar en el cuerpo en movimientos circulares.  Unos 10 minutos.  
Retirar con golpes de agua de ducha  empezando con agua fria, caliente y terminando con fria.

Mascarilla para el pelo:
Os dejo el enlace donde se explica de maravilla.  Paula lo hace con un paso a paso fenomenal...   yo lo probé y el pelo me quedo de pelicula!!  Enlace


Garantizado!!  ;-)    


22 de octubre de 2013

Pecaito de Juandolio {salmonetes}


No os he contado que me mudo!  Siii, me cambio de estudio y residencia.  Dejo esta vieja ciudad de calles centenarias, el ruido de las Harleys (!), los bares de mala muerte y el rico Son de la ruina los domingos.  La calle el Conde, La Cafetera, sobrinos y sombrilla de catedral.  Los pleitos de la plaza Duarte, las visitas al CCE, Casa de Teatro, el puerto, los festivales del Malecón.  Noches largas, cervezas en la zona.  El mercado del barrio Chino, fruta en la puerta, el delivery del colmado y la farmacia.    Panoramica sobre la primera ciudad del Nuevo Mundo.  

Sip...  y si sigo no me mudo!

No me quejo, que vá.  Porque me voy a la playita...! Cangrejitos de luna llena, estrella de mar, amarillo energético, agua salada, salitre en el pelo, moringa silvestre, noni de conuco.  Verde palmera.  Amistades de nubes sueltas y azul cielo.  Paseos en bicicleta, Macorix del mar, baile de Guloyas! Azul marino con agua de coco y ginebra. Domplines, pastel en hoja, Cocolo!
Aderezado con una bebida fría de sombrillita y pajita de colores, a la sombra y en la arena blanca.



Considerando el tamaño de los salmonetes pescaos en el Caribe, con uno o dos por persona es mas que suficiente.

Para dos servicios...

2-4 salmonetes
Zumo de 4 limones verdes (limas)
Sal al gusto.
1 chorro de Ron (añejo)
2 cucharadas (soperas) de aceite de oliva
Opcional:
Dientes de ajo, con cascara
Genjibre picadito

Facilito...

Limpiamos los samonetes, y los disponemos en una fuente amplia.  Salamos, ponemos el limón y dejamos reposar, volteando un par de veces, por 15 minutos.
En una sartén al fuego con las dos cucharadas de aceite de oliva, echamos los dientes de ajo enteros y el genjibre (opcional)  A seguidas ponemos los salmonetes escurridos de su jugo.
Dejamos 5 minutos a fuego vivo antes de voltear.  Dejamos 4 minutos mas y echamos el liquido de limón y ron.  Dejamos dos minutos mas y servimos.   Acompañar de platanos fritos y un hermoso aguacate

15 de octubre de 2013

Espaguetis con Mango


Ya es octubre! n__n   Oficialmente estamos en otoño,  estación del año desconocida para los que tenemos la suerte de vivir entre el ecuador y los trópicos.  En estos mares, disfrutamos al máximo de como mucho, dos estaciones. Tan parecidas que terminamos pensando que es solo una, jejeje.   Pero no, son dos.  Verano e ¨Invierno¨ (entre comillas).   El primero parece que esté todo el año, pero solo porque el ultimo es muy suave y bonachón.  No le gusta llamar la atención, mantiene un bajo perfil y termina camuflado en primavera.  Una delicia!
Y una delicia las lechozas (papayas), piñas (ananás), aguacates, y mangos... Siiii mangos! que gracias a este benévolo clima, tenemos casi todo el año...
Y quien dice Espaguetis con mango, también dice Arroz con mango 1°  y  2°versión!  
:-P


Pasta con Mango!

Dos raciones para un solitario, necesitas...

1/2 libra de espaguetis (250 gr.)
1 mango mediano entre verde y maduro
1 cucharada de jengibre fresco rallado
6 cucharadas de cream cheese temperatura ambiente
Orégano, albahaca molida o perejil fresco, al gusto
3 cucharadas de aceite de oliva v.e
1 guindilla (opcional si te gusta el picante)
Sal y pimienta a gusto



Mas sencillo se daña...

Cocemos la pasta en agua salada según las instrucciones del fabricante (añadí dos ramitos de moringa fresca a la cocción). Mientras se cuece, preparamos la salsa...
En una sarten alta,  sofreímos en dos cucharadas de aceite  a fuego suave; jengibre  pimienta, guindilla y el  mango cortado en cubos, dejamos hacer caldo, 5 - 7 minutos.  Si el mango esta mas verde que maduro hará poco caldo.
Añadimos el cream cheese, mezclamos bien y rectificamos la sal y si es necesario ponemos un poquito del agua de la cocción.  Mezclamos con la pasta escurrida, el queso parmesano y servimos inmediatamente
Espolvorear con albahaca, orégano molido o perejil fresco.  

Mi marido no lo probó (que de mango está hasta las narices), osea, que ración doble para mi... ñam, ñam, ñam ;P

5 de octubre de 2013

Chíviri cuchiviri... un Ñame con Bacalao


Sara es el nombre de la mujer de Compay Segundo, miembro del Buena Vista Social Club.  Al parecer, estando borracho (músicos borrachos, que raro)  llamaba Sarandonga (con cariño y sabrosura) a su mujer, que debió ser una hermosa mulata que lógicamente zarandeaba las caderas al compás de un buen Son.
La jutía es un roedor del Caribe, parecido al Cuy sudamericano o a la Nutria.   Nuestra Jutía, es un herbívoro que anida en las ramas de los arboles y en cavidades rocosas.
En la isla de Cuba (no así en la isla de Santo Domingo), se cazaba la jutía para grandes cacerolas con avellanas y miel, todo un manjar, dicen!  No obstante, desde que está en peligro de extinción, los domingos se sigue comiendo el ñame, pero con bacalao... Sarandonga!
El ñame, es un tubérculo imprescindible en los sancochos que se cuecen en casi toda la cuenca caribeña, desde Puerto Rico, Venezuela, Colombia, Panamá, Dominicana y Cuba.  En las Islas Canarias es un ingrediente tradicional para el famoso Potaje de Berros.  
Además tiene un montón de propiedades medicinales (ver).  Por ejemplo, allá por los años 50, mientras en el Caribe bailábamos y nos poníamos cieguecicos de comer y beber (romo), en México (bien por los mejicanos) estudiaban las propiedades del ñame. Estos estudios llevaron a desarrollar la píldora anticonceptiva.  Chiviri cuchiviri
Puro Son...

Alguien para una pieza conmigo...?   Que mañana es domingo...  Sarandonga!   Quien se anime que me envíe un correo, y nos juntamos en las ruinas de San Francisco y nos marcamos unos pasos con el grupo Bonye (ver)   x-D


Ñame con Bacalao

Necesitas...

2 libras de ñame  (y quien dice ñame también dice, sustituye por yuca o yautía...)
Agua y sal
Aceite de oliva o manteca

1 libra de bacalao desalado y sin espinas  500 gr.
1 cebolla grande, en cortada en brunoise (ver)
3 cucharadas de vinagre 
1/2 pimiento rojo  cortado en juliana (ver)
1/3 taza de leche de coco
3 dientes de ajo machacados
1 cachito de gengibre fresco, rallado (opcional)
1 cucharadita de curcuma o curry
Pimienta y sal, si necesario
5 cucharadas de aceite de oliva


Cómo lo hacemos...

Primero, en una olla con agua salada, cocemos el ñame previamente pelado y lavado.  12-15 minutos.
Mientras, cortamos la cebolla y la ponemos con el vinagre, apartamos.  En una sartén con dos cucharadas de aceite, sofreímos ajos, gengibre y pimienta.  Añadimos la cebolla (sin el vinagre).  3-4 minutos.  Añadimos el bacalao desmigado y el pimiento.
Mezclamos, 4-5 minutos y añadimos la leche de coco y la curcurma o curry, se comprueba de sal y aceite - 8 minutos.  Apagamos el fuego.
Aparte, con el ñame cocido hacemos un puré añadiendo aceite o manteca.  Y listo, a servir y disfrutar con una cerveza y un buen bailao pa´ bajar la jartura!   Fácil, no?  :-D

Os dejo con la canción original.  Otro día traigo la versión de Lolita Flores con arroz.   Por el momento, chiviri cuchiviri, un Ñame con Bacalao!

Tartaletas de Mango

Sí, en plural, porque son al menos cuatro opciones para disfrutar de esta maravillosa fruta mientras dure la temporada!  Que parece que seguirá dando mango para largo...  la temporada, digo.  Bueno y yo también,   que aun me quedan recetas de mango en el borrador...  Buaaah, lo que falta!  jejeje  ;-)

Bueno, estas tartaletas, tarticos, canapés o como le quieras llamar; los disfrutamos entre amigos y con unas cervezas, una tarde de terraza cuando ya había pasado el calor agobiante, los vientos marinos barrían el bochorno al tiempo que el sol caía por el oeste con unos rayos de colores similares al de estos aromáticos mangos banilejos (de Baní).

A Tito  :*


Necesitas pocas cosas...

No pongo medidas, porque el relleno va a gusto y mande...
Mango cortado en cubos (a tu gusto)
Obleas o masa para empanadillas (del supermercado)
Queso Cheddar o Gouda (el que tengas) y Queso Mozzarella
Azúcar
Mermelada de mango (aqui la receta)
Guindilla fresca, rajas de pimiento picante o pimienta de cayena

Lo hacemos así de rápido y sencillo...

Con las obleas de harina, forramos los agujeros de un molde de muphins.  La misma cantidad de tartaletas que queramos.  Vamos rellenando cada una con mango a nuestro gusto.
Algunas combinaciones podrían ser:
1º  Un poco menos de una cucharada de mermelada de mango en el fondo y mangos cortados arriba.  Espolvoreamos con un poco de azúcar.
2º  Ponemos mango, espolvoreamos de azúcar y terminamos con queso mozzarella o chedar ( o combinaciòn de los dos.
3º  Mezclamos queso chedar rallado con el mango y una raja de pimiento picante (picadita)
4º  Poner una cucharada de cream chesse en el fondo, mango y queso encima y las rajas picantes (opcionales)
Luego lleva al horno hasta que la masa toma color dorado, como 10-12 minutos.
Y voila, listos en un santiamèn.

Si estàs aprendiendo:  

Para que la masa no quede muy seca al salir del horno, con la ayuda de un pincel humedece cada tartaleta por dentro con un poco de leche.  Luego rellena a tu gusto


29 de septiembre de 2013

Mermelada de guineos {bananas}

Qué bueno cuando recibes la palabra justa en el momento adecuado.  Un abrazo sincero cuando estabas desconsolado.  Un beso tierno poco antes de echarte a llorar.  
Una palabra dicha en el tiempo apropiado para ella, es  como lluvia fresca a una tierra abrasada.  Buenas nuevas venidas desde un país distante.  Manzanas de oro en entalladura de plata.  

El otro día, recibí un mensaje inesperado al WhatsApp.  Era de una persona desconocida y anónima!  Me contaba lo agradecida que estaba por algunas recetas del blog, pues hizo un par de ellas con un notable éxito en casa...  
Ya imaginarán qué sonrisa se dibujó en mi cara  x-) El mensaje era mucho más bonito de lo que os puedo relatar ahora, además, llegó en el momento preciso, con casi un mes que tenía yo sin publicar... estaba un poco desanimada! 
Me encanta recibir comentarios en el blog, bueno pero a quién no!?  Algunos lectores me han dejado su queja manifiesta.  Otros  preguntan detalles, aclaraciones sobre medidas o sustituciones.  Algunos agradecen, otros prometen, unos cuantos te dejan saber que estuvieron.  Lectores que escriben... pero que bonito!  :´D 
El lector que nos ocupa, me contaba entre otras cosas, que después de regalar unos tantos guineos de un racimo que maduró todo junto, decidió hacer algunas de las recetas que tenemos en el blog.
   Aquí os dejo algunos ejemplos por si os animáis:  Pan de guineo {biscocho},   Helado de guineo,     Pan de guineo y Ron,   Cuadraditos de avena miel y Guineos

Este seguidor anónimo con su oportuno comentario, me dio el chispazo que necesitaba para preparar una receta de la lista de pendientes.  El necesario empujón para salir de la desidia provocada por el calor de este torrido verano!  
Espero que os guste, especialmente a ti, querido anónim@   ;-)




Mermelada de guineos 

Esta mermelada la conocí gracias a una entrevista que en su día, leí en  Las Salsas de la Vida - blog exclusivo de salsas (de comer).  Alli conocí a Silvia del blog Y Sigo en la Cocina y a esta novedosa mermelada de plátano {guineos}.  Si te gustan las salsas y la buena cocina, no dejes de visitarles, son geniales!
En esta receta, he variado un poco las medidas a mi gusto y le añadí un toque de canela, que le sienta fenomenal al guineo.
Tengo otra versión con Ron {siiii, con ron!}, que prometo publicar en breves.  Pero mientras os diré, que esta mermelada está buenísima para comer a cucharadas, sobre el pan tostado, con galleticas, como cobertura o relleno de bizcocho, para una tarta o para lo que se te ocurra...    Pruébala y si te apetece, ven a contarmelo!  :-)

Bon appétit!



Mermelada de Guineo {bananas}

Necesitamos...

2 libras de guineos maduros  1 kg. (+/- 7 unds.)
1 taza de jugo de china recién exprimida (zumo de naranjas)
1 limón o lima (el zumo)
1/2 taza de azúcar de caña.  125 ml
1 pizca de canela en polvo


Así lo hacemos...

Pelamos y cortamos los guineos en monedas.  Les rociamos el limón, el jugo de china y el azúcar, mezclamos y dejamos macerar al menos 30 minutos.
Lo llevamos al fuego en una olla de fondo grueso (preferiblemente alta), movemos con cuchara de palo de vez en cuando para que no se pegue.
Lo dejamos al fuego unos 30 minutos o hasta que tenga la consistencia de mermelada.
Aún caliente, vertemos en los frascos (previamente esterilizados), tapamos y dejamos boca abajo al menos 24 horas.