24 de junio de 2011

Nana de Mango



Una mañana cualquiera de junio Popa tomó un baño y desayunó como todos los días.  De pronto un malestar inusual dió la alerta y fué ingresada en la unidad de cuidados intensivos.  
Ya no reaccionaba, los médicos la enviaron a casa donde quizás el cariño de los suyos, el calor de la casa y el griterío de sus nietos harían lo que no lograron las mezclas químicas. 
Una vida dura y un final desprevenido para un alma noble.  Así se forjó su ser, tizón caribeño, coccola valiente, pausada y conforme con lo que no se puede cambiar.
Ayer el cielo azul y un sol abrazador nos acompañaron a la morada a donde vá toda la humanidad.  Emociones desatadas, pero Popa ahora descansa, ya no sufre, ni sueña, ni odia, ni ama.  Porque la vida es aliento y la muerte ausencia de pensamiento. Será despertada el último día, entonces su carne curtida y gastada por el tiempo se hará tan fresca como en la juventud y llena de energía será recibida por quienes la amamos hasta el fin.

Popa disfrutaba la temporada de mangos como nadie. 
Los comía en el desayuno, en la comida, la merienda, en compañía pero sobre todo a escondidas.  Ayer, cuando volví a casa después de tantos días, vi un montón de mangos casi echados a perder.  Esta mermelada en memoria de mi nana del alma, Lucila 

Mermelada de Mango
Ingredientes:
- 1 y 1/2 libra de pulpa de mango (yo usé 7 mangos medianos)
- 4 onzas de azúcar (mas o menos un 1/4 de taza)
- 2 cm. (1/2 pulgada) de gengibre fresco machacado de un golpe seco


Preparación:
Lavamos y pelamos los mangos. Les quitamos toda la pulpa y cortamos en cubitos.

En un recipiente colocamos el mango picado, el azúcar y revolvemos bien.

Mejor en un caldero o una olla de fondo grueso,  colocamos la mezcla de mango y azúcar y añadimos el gengibre entero, pero machacado de uno o dos golpes secos. Llevamos a ebullición a fuego medio-bajo, removiendo de vez en cuando con una cuchara de madera para controlar que no se pegue al fondo. Hacemos esto  por aproximadamente 45 minutos.

Envasar en frascos de vidrio esterilizados y dejamos enfriar a temperatura ambiente antes de tapar.








22 comentarios:

  1. Preciosas palabras......y delicosa receta, que rica mermelada para desayunar!!

    Un abrazo guapa

    ResponderEliminar
  2. Gracias a tí ,no conozco muy bien la cocina caribeña pero gracias a ti seguro que poco a poco la voy descubriendo.
    Me gusta!!!!
    Besos.
    Miguel

    ResponderEliminar
  3. Que linda entrada. Tener a nuestros seres queridos como la Luz en nuestras cocinas, es sinónimo de mejores sabores en lo que preparamos.

    Y estoy seguro que esta miel de mango te ha de haber quedado deliciosa, por el cariño de prepararla en tan grata dedicatoria.

    Una entrada muy dulce, y una rica receta. Saludos.

    ResponderEliminar
  4. Que bellas palabras Roxanna, muy buena inspiración.

    Que Dios tenga a tu nana en su santa Gloria.

    ResponderEliminar
  5. Gracias por sus comentarios Isabel, Miguel, Capricornio y Higueyano.

    Un abrazo,

    ResponderEliminar
  6. Que bonita entrada has hecho... Me ha emocionado.

    ResponderEliminar
  7. Me encanto el escrito,sencillo y muy emotivo.
    La receta ideal! me encantan los mangos, pero no muy maduros, asi que ya se que hacer con los que se pongan asi ;) Gracias!
    Y animo! le diste a Popa lo mejor de ti, aun despues de haberse ido.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  8. Me encanto! Adoro el mango asi que quizas mi opinion es interesada!!

    Mermelada de mango...dejame chequear la nevera, creo que tengo unos mangos ideales para esta receta!

    ResponderEliminar
  9. Tu mermelada de mangos, compañera de Popa hacia la felicidad, soñará siempre por tu melodioso cariño

    Nino

    ResponderEliminar
  10. Me he emocionado, muy bonitas palabras. Espero te recuperes con esa mermelada tan rica...

    Saludos atentos,
    Luis

    ResponderEliminar
  11. Me encanta lo que escribiste de tu nana :)....y la receta hmmm esta buenisima, que buena forma de aprovechar la temporada de mangos. La hare!

    ResponderEliminar
  12. Entrañable dedicatoria.
    Tengo un tarrito de mermelada de mango casera y otro de piña,que me han traído de Panamá, voy a probarlos ya.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  13. Una entrada que me ha emocionado,que palabras tan bonitas y llenas de sentimiento.....
    La mermelada tiene una pinta estupenda.
    Besitos

    ResponderEliminar
  14. Que bonita tu entrada. Seguro que le hubiera encantado probar tu receta.
    Sitos

    ResponderEliminar
  15. Qué cosas lindas dices...una entrada preciosa...gracias por venir a visitarme a mi cocina...asi he conocido la tuya y por aquí me quedo. Gracias también por participar en el sorteo y por traerte el banner...te deseo mucha suerte...
    La mermelada de mango...me imagino lo rica que debe estar con esos mangos de allá que extraño con locura!
    Besitos!

    ResponderEliminar
  16. Gracias a todos por sus comentarios y ánimos.

    Un abrazo,

    ResponderEliminar
  17. ACABO de conocer tu blog de casualidad y me ha gustado muchisimo, asi que me quedare de seguidora para ir ojeandolo ajajajaaj besines y espero verte pronto

    ResponderEliminar
  18. Hola,
    Busco recetas mermelada en internet y encontrado con esta mermelada y dedicatoria emotional. Me han gustado y la introduction hizo lagrimas en los ojos. Perdon mi espanol

    James

    ResponderEliminar
  19. Me encanta la receta y el nuevo look de la página!!

    GUAPAS!

    ResponderEliminar
  20. Emocinante dedicatoria...
    Lamento lo de tu nana, le habrìa gustado el cariño de tu receta.

    Un beso preciosa,
    Ruth

    ResponderEliminar
  21. Que bonito el cariño a tu abuela, tengo los ojos llenos de lagrimas y me acuerdo de mi Madre.
    Es bello escribir bellas palabras para las personas que amamos.
    Un beso
    Concha

    ResponderEliminar

No te vayas sin comentar... lo que sea!!!! jajaja XD
;P